Bueno…no está mal para empezar

Jose Campanella, genio y figura.

Laura: Me parece que nos vamos a tener que ir.
Jorge: Sí. ¿Qué pasa, no te gusta más la lluvia en la cara?
Laura: Ah, es cierto. Me había olvidado, pero no cae igual.
Jorge: ¿Tienes miedo?
Laura: No, ya estoy grande.
Jorge: Yo también, por eso.
Laura: Una vez te dije que no quería hacer más boludeces ¿no?
Jorge: También me dijiste que no estabas enamorada, pero que eso no importaba, que lo importante era el cariño, el respeto, que el amor te quema.
Laura: Cambié de idea. Ahora quiero algo que por lo menos me chamusque un poco ¿vos no?

Jorge: Yo….¡Qué sé yo! Yo de eso no sé nada.

Laura: ¿Cómo? y ¿los cuentos maravillosos que escribías?

Jorge: Eran una porquería, Laura. Te gustaban solamente a vos. El amor, el heroísmo, la pasión….¿quién me manda a mí escribir sobre cosas que no tengo la menor…? sobre el miedo tendría que escribir yo. Del miedo…cátedra. Por miedo te perdí, por miedo hago un laboro que odio. Le fallé a Mastronardi, a su hijo, a….Perdona, estoy un poquito…no quería. Yo siempre pensé que lo que tocara se iba a convertir en oro. Mirá vos. Todos lo que toco se convierte en mierda.

Laura: Bueno no está mal para empezar.

Anuncios